En nuestro sitio de recetas vamos a ir incluyendo comidas asimilables a una dieta.

Recetas de cocina para adelgazar, sencillamente bajar de peso.
Tal es el objetivo de las dietas
¿Quién no quiere perder esos kilitos de más?
Por lo tanto ya están avisados, próximamente incluiremos recetas de cocina para adelgazar y alguna dieta específica.
La razón de esta inclusión es la popularidad que ha alcanzado nuestra receta Sopa de espárragos light.
Esperemos que nuestras ideas sean de vuestro agrado.

COCINA más sana

Cocinar sin FRITURAS.

Esto es fundamental para casi todos los regímenes. Entonces debemos reemplazar ese sistema de cocción por “hervido” (hervimos la cebolla en lugar de frita) u “horneada” sin el agregado de ningún elemento graso (milanesa al horno).

CANTIDAD de alimentos.

– En todo regimen, lo importante no es sólo la selección de alimentos sino también su cantidad, ya que lograr mantener el peso normal, es uno de los principios de cualquier tratamiento.
– Recordar que el alcohol aporta muchas calorías, suprimir los dulces y azúcares.
– Comer carnes provinientes de animales poco grasos.

 

El EXCESO DE PESO puede producirse por dos factores:

1) Porque consumimos alimentos en forma exagerados.

2) Porque un grupo de alimentos tales como: granos, harinas, pastas, pan, aceites y grasas (aportador de energías) está presente en cantidad exagerada en relación a lo que realmente consumimos.

3) Nuestro organismo gasta menos de lo que ingiere.

 

No debemos OLVIDAR…

– Cuando se preparan platos con jamón y huevos se pude suprimir la carne en esa comida.

– Cuando no se toma leche en el desayuno o en la merienda habrá que reemplazarla por queso (en sandwiches o comidas) o bien incluir leche en preparaciones de alimentos.

– Siempre debe haber una preparación de verduras (crudas o cocidas), solas o combinadas con otro alimento.

– Si se prepara un plato de pastas o arroz, no se debe incluir raciones con papas, batatas, choclos o amasados.

– Controlar las ingestas de preparaciones muy dulces o muy saladas.

– Asegurar la ingesta de frutas y verduras crudas.

– Las frituras no deben figurar diariamente en los preparados, y se debe cuidar la temperatura del aceite para que el menú no se queme teniendo la precaución de retirar las partes quemadas.

Para elaborar tortas o tartas bajas en calorías, las frutas ideales son las frescas o envasadas. Si no tiene ninguna de las dos, use las que vienen en almíbar comunes, bien enjuagadas.

– Para reemplazar la harina, se utilizará leche en polvo descremada, siendo a veces necesario agregar alguna cucharadita de maicena o salvado de avena para que absorba el exceso de humedad.

– Para variar el sabor de las masas de pionono se les puede agregar 2 cucharadas de cacao desgrasado dietético.

– Se deben utilizar edulcorantes artificiales ( por ejemplo: sacarinas, ciclamatos), evitando aquellos a base de aspartasmo para la cocción, pues se arruinan con el calor.

– Las tortas, conveniente no conservarlas por más de 3 o 4 días en la heladera.

– Se pueden utilizar: flanes, postres y gelatinas dietéticas comerciales o bien cremas y mousses caseros dietéticos, que le dan sabor y color.

– Los moldes desmontables son de los más prácticos para recetas con poquita masa y textura muy blanda.

 

Para preparar GELATINAS

Debemos medir la capacidad del molde para el preparado de gelatina y después hacer la gelatina tomando en cuenta los otros ingredientes que van dentro del molde.

Para que el adorno de la base del molde no se mueva, poner primero unas cucharadas de gelatina, dejar que se solidifique, y luego decorar colocando los ingredientes de forma armoniosa, cubrir con más gelatina antes de terminar de llenar el molde.

Para acelerar el preparado pueden agregarse los ingredientes del relleno a la gelatina semilíquida.